Breaking News
Home | Torre Latinoamericana

Torre Latinoamericana

Menú Ciudad de México

Menú Ciudad de México

|Rascacielos| |Edificios| |Demolidos| |Edificios Antiguos| |Hospitales| |Museos| |Monumentos| |UNAM| |Estadios| |Iglesias| |Antenas| |Cancelados y propuestos| |Ciudad de México|

 

TORRE LATINOAMERICANA

La historia gráfica a través del Ing. Luis Cuevas Barajas.

Torre Latinoamericana, ID1732, Ing. Cuevas©, 70's

 

El Ing. Luis Cuevas Barajas inició su labor en la Torre Latinoamericana como ingeniero residente durante la construcción del edificio, posteriormente se ocupó del mantenimiento y de su conservación. Luis estuvo al pendiente de la integridad de la torre, laborando en ella alrededor de 35 años; en su interesante trayectoria profesional, el Ing. Cuevas recopiló diferentes facetas del rascacielos a través de documentos y fotografías.

 

Anteproyecto Torre Latino. ID1729, Fam. Cuevas©, 20141. La iniciativa de construir un edificio emblemático surge a petición de Don Miguel S. Macedo y del Sr. José A. Escandón, ante la necesidad de mayor espacio para su compañía La Latinoamericana Seguros de Vida S.A. Los requerimientos exigieron un edificio, el más alto de México y que se convierta en un icono de la aseguradora y de la ciudad. El primer proyecto consistió en una torre de 27 pisos de altura, estructura de acero y reforzada con concreto, el diseño arquitectónico mostraba una corriente Art Decó, igual al edificio La Nacional de su competidor, Aseguradora La Nacional.

La ingeniería fue encargada al despacho del Ing. Luis Rivero de Val y Arq. Manuel de la Colina.

 

Anteproyecto Torre Latino. ID1730, Fam. Cuevas©, 20142. Poco tiempo después fue relevado el Ing. Luis Rivero y se formó un nuevo departamento de ingeniería encabezado por los Ingenieros Leonardo y Adolfo Zeevaert, quienes mediante una ingeniosa y moderna tecnología antisísmica, concibieron apropiada la construcción de la torre de 27 pisos.

 

La imagen de la derecha firmada por Adolfo Zeevaert, muestra los cálculos del proyecto original.

 

Nuevo proyecto Torre Latino. ID1731, Fam. Cuevas©, 20143. El proyecto de 27 pisos fue revisado con un amplio estudio de mecánica de suelos, el cual arrojó datos en el que los pilotes enterrados a 33 metros de profundidad podrían soportar un edificio de 40 pisos; ante tal evidencia, los dirigentes de la Latinoamericana Seguros de Vida decidieron cambiar el proyecto original por una torre más alta y con un diseño arquitectónico completamente diferente, un estilo moderno, el cual fue realizado por el Arq. Augusto H. Álvarez.

El bosquejo mostrado detalla los cálculos empleados en la construcción de la nueva torre.

 

Diseño Torre Latino. ID1733, Fam. Cuevas©, 20144. Al aceptarse el nuevo proyecto de 40 pisos, se definieron las características estructurales y de cimentación. La excavación se especificó a 13.50 metros de profundidad con agua a 1.00 metro. Los pilotes se proyectaron con concreto armado, mientras que la cimentación se realizó con una losa de concreto armado, con trabes y contrafuertes impermeables.

Para el diseño de la estructura se consultó al Ing. Nathan Newmark con el fin de conocer los esfuerzos cortantes y esfuerzos de la estructura durante un sismo.

Adicionalmente se remató el diseño con una antena de TV de 42.33 metros.

 

Pilotes. ID1734, Fam. Cuevas©, 20145. En México no existía una empresa que fabricara pilotes de concreto, por lo que se recurrió a la compañía Western Foundation Corporation para que proveyera los pilotes Buttom Bottom cuya punta está realizada con concreto precolado de alta resistencia y se encuentra hincado en un tubo de acero.

 

Se enterraron 361 pilotes cuya resistencia individual máxima es de 80 toneladas, se consideró trabajen a 36 toneladas y durante un sismo a 50 toneladas.

 

Maqueta Torre Latino. ID1733, Fam. Cuevas©, 20146. Una vez conocidas todas las variables involucradas para la construcción del nuevo y más alto rascacielos de México, se realizaron los planos arquitectónicos con detalle de distribución de áreas rentables y servicios.

 

 

 

La maqueta del proyecto mostraba ya un rascacielos elegante y moderno.

 

Cimentación. ID1982, Fam. Cuevas©, 20147. En el periodo del mes de abril al mes de junio de 1948 se realizó la demolición del antiguo Edificio Latinoamericana, seis meses después, en el mes de febrero de 1949, comenzó la construcción de la Torre Latinoamericana.

 

 

La imagen muestra el proceso de cimentación de la torre.

 

Vigas Torre Latino. ID1983, Fam. Cuevas©, 20148. Una vez concluida la cimentación, la enorme estructura de acero comenzó a elevarse.

 

 

En la fotografía puede apreciarse a detalle una junta con los conectores de fuerza cortante soldados en el patín superior de las viguetas.

 

 

Estructura. ID1984, Fam. Cuevas©, 20149. Hacia la recta final de la construcción de la Torre Latinoamericana, Luis Cuevas Barajas se incorporó a las filas de la compañía de seguros, la función que desempeñó fue la de Ingeniero Residente; a partir de ese momento hizo parte de su vida la construcción y mantenimiento del edificio.

Se puede apreciar que el ensamblaje de la estructura del enorme rascacielos ya se yergue orgulloso sobre una ciudad acostumbrada a ver edificios de muy poca altura.

Es de notar que el Edificio La Nacional, el cual fue el primer rascacielos mexicano, luce pequeño frente a la creciente Torre Latino.

 

Colado Torre Latino. ID1983, Fam. Cuevas©, 201410. En el colado de un piso, el gran equipo de construcción de la torre posa en las alturas. En el extremo izquierdo, se encuentra el p. Ing. Luis Cuevas quien posa orgulloso con su casco, a tres personas de él, con overol blanco y casco en mano, se localiza el Ing. Adolfo Zeevaert.

 

Colado. ID1986, Fam. Cuevas©, 201411. El colado de las losas se realizó del piso 1 al 9 y del 14 a 9 y de igual manera del 40 al 14 (de arriba hacia abajo), se dejó pendiente remachar las juntas de los trabes con las columnas en los pisos del 1 al 14.

 

La razón de esta peculiar forma de construcción fue la de absorber en los primeros catorce niveles, las deformaciones de las columnas al recibir la carga, esto debido a que el peso (suma del concreto más el acero en los pisos superiores) es diferente en las columnas centrales de 40 pisos que en las exteriores de los catorce pisos de la base.

 

Antena Torre Latino. ID1987, Fam. Cuevas©, 201412. El remate arquitectónico de la emblemática torre, es la aguja de televisión. La revisión del soporte de carga de la estructura, fue revisada y aprobada por el Ing. Nathan M. Newmark. El refuerzo que se realizó para soportar la aguja de 42.33 metros, se colocó en los pisos del 37 al 44.

 

Como breviario cultural, originalmente la aguja mediría 60 metros, dando una altura final a la torre de 198 metros, sin embargo la reducción de altura a 42.33 metros aseguraría la resistencia y rigidez de la estructura del edificio, contando con una altura final de 181.33 metros.

 

Angel. ID1988, Fam. Cuevas©, 201413. El domingo 28 de Julio de 1957 a las 2.44 horas, se registró un terremoto de magnitud 7.7 grados, afectó en gran parte a la Ciudad de México, y dejó un saldo de 52 muertos y 569 heridos.

 

En esa madrugada de tragedia, 100 edificios resultaron dañados, incluyendo a la Columna de la Independencia, de la cual se desprendió y cayó al vacío la escultura Niké o popularmente conocida como el “Angel”, la pieza se trozó en varias partes y a este movimiento telúrico se le conoció como el “Terremoto del Ángel”.

 

Placa Torre Latino. ID1989, Fam. Cuevas©, 201414. La Torre Latinoamericana, que tenía poco más de un año de haberse inaugurado, soportó sin daño alguno el Terremoto del Ángel. Ante tal hazaña y logro derivado de su tecnología antisísmica, la American Institute of Steel Construction le otorgó el Premio al Mérito por ser el edificio más alto que jamás haya sido expuesto a una enorme fuerza sísmica.

En la fotografía tomada a la placa en el año 1957, se pueden leer los nombres de los ingenieros Adolfo y Leonardo Zeevaert y el de Nathan M. Newmark, quienes hicieron posible la estructura de un edificio alto y resistente.

 

Ascensor. ID1990, Fam. Cuevas©, 201415. Esta es una toma cotidiana de la vida dentro de la Torre Latinoamericana, posterior al terremoto, el edificio se volvió emblemático y confiable, por lo que muchas oficinas se mudaron al nuevo rascacielos.

 

En esta toma se puede observar a un ascensorista trasladando a los inquilinos y visitantes por todos sus niveles. Hoy en día, los elevadores siguen siendo operados por un personal específico, quién recibe a la gente con un saludo y preguntando ¿a qué piso va?

 

Escudo en la Torre Latino. ID1991, Fam. Cuevas©, 201416. El 26 de Enero de 1979, se realizó la Primera Visita Pastoral del Papa Juan Pablo II a México, en esa emotiva ocasión, el máximo representante de la iglesia católica conmovió a los mexicanos tras besar el suelo al descender del avión que lo transportó a la Ciudad de México.

Ante tal acontecimiento, la Torre Latinoamericana que ya era un icono de la ciudad, fue decorada con los colores de la bandera del Vaticano y con el escudo de Su Santidad Juan Pablo II, dichos emblemas eran ampliamente visibles desde la lejanía, en un cálido homenaje al Papa viajero.

La realización de este detalle, requirió dibujar cinco renders con diferente iconografía en cada uno de ellos, con el fin de elegir el mejor.

 

Muralto. ID1992, Fam. Cuevas©, 201417. La Torre Latinoamericana se caracterizó por ofrecer a sus visitantes un mirador en los últimos pisos del edificio, un acuario en el piso 38 (el más elevado) y el restaurante Muralto.

Previo al festejo de su 50 aniversario, los niveles superiores de la torre fueron remodelados, por lo que a partir del año 2006, el acuario dejó de existir, en su lugar se colocó el museo “La Ciudad y la Torre a través de los Siglos”. El mirador continúa brindando sus excelentes vistas de la ciudad, por lo que se considera el más alto del Distrito Federal, se inauguró el Museo del Bicentenario en el piso 36 y su restaurante fue también remodelado (hoy llamado Miralto) que ahora cuenta con una tienda de regalos.

 

Sismo en la Torre Latino. ID1993, Fam. Cuevas©, 201418. El Jueves 19 de Septiembre de 1985 a las 7.19 horas un terremoto de 8.1 grados de magnitud sacudió a la Ciudad de México, el saldo fue de 20 mil personas muertas (cifra estimada) y 2831 edificios dañados; sin duda, una tragedia.

Ese día la Torre Latinoamericana fue puesta a prueba nuevamente ante un fenómeno telúrico de gran intensidad, la estructura del edificio permaneció íntegra y sólo presentó daños menores como vidrios rotos y se presentó un caso muy curioso, el acabado del peralte del escalón perimetral se desprendió a consecuencia de la diferencia en el comportamiento del suelo alrededor del edificio con respecto a la estructura de la torre durante el sismo.

 

Juan Pablo. ID1994, Fam. Cuevas©, 201419. El Domingo 6 de Mayo de 1990, S.S. Juan Pablo II realizó su segunda visita a suelo Azteca, su breve estadía por la capital mexicana, lo llevó a la Basílica de Guadalupe, donde beatificó a Juan Diego.

 

En esa ocasión la Torre Latinoamericana volvió a ser el símbolo que conmemorara la llegada del Papa, en un arreglo sencillo, en la fachada norte de la torre se colocó la bandera del Vaticano y en la fachada poniente, la bandera de Italia.

 

Torre Latino. ID1995, Fam. Cuevas©, 201420. La Torre Latinoamericana ha mostrado una trayectoria desafiante, se yergue orgullosa de su tecnología antisísmica, confiable por su seguridad, es el rascacielos icono de la Ciudad de México, su historia esta rica de hazañas y de anécdotas que día a día se efectúan en su interior; ha habido bodas al estilo “Las Vegas”, los niños han soltado sus cartas a los Reyes Magos desde el mirador, cada 15 de septiembre, desde lo alto de su estructura, es testigo de la celebración y pirotecnia del “Grito de Independencia”, es un soldado más que aprecia los desfiles militares, la Torre Latino, es la referencia de muchos y sin duda alguna, el edificio más popular en toda la República Mexicana.

 

Datos adicionales de la construcción:

Datos adicionales de la construcción:

Propietario  
La Latinoamericana Seguros S.A.
Precursor  
Lic. Miguel S. Macedo.
Director de Obra y Perito  
Ing. Adolfo Zeevaert Wiechers.
Consultor para Cimentación y Estructuras
Ing. Leonardo Zeevaert Wiechers.
Consultor del Proyecto Antisísmico
Nathan Mortimore Newmark.
Consultor Arquitectónico  
Arq. Augusto H. Álvarez.
Encargado de Arquitectura
Arq. Alfonso González Paullada.
 Subjefe del Departamento  
Ing. Pedro Albín.
Sección de Ingeniería y Cálculo  
Ing. Eduardo Espinoza.

 

 

Fuente:

  1. Zeevaert Adolfo, Cuevas Luis., La Torre Latinoamericana., 1ª ed., 1983., México, 84p.
  2. Edificios de México., http://edemx.com/site/torre-latinoamericana/, Febrero de 2008, última actualización Abril de 2014., fecha de consulta Junio de 2014.
  3. Noticieros Televisa, Redacción., http://noticierostelevisa.esmas.com/especiales/283376/los-viajes-juan-pablo-ii-mexico., 29 de abril de 2011, fecha de consulta 8 de julio de 2014.
  4. Centro de Instrumentación y Registro Sísmico A.C., http://www.cires.org.mx/1985_es.php., fecha de consulta 8 de julio de 2014.
  5. Sitios Oficial del Mirador: www.torrelatino.com, fecha de consulta 9 de julio de 2014.
  6. Zeevaert Adolfo., Behavior of the Latinamerican Tower in Mexico City., p.363 – 370
  7. Sitios Oficial de la Aseguradora: www.torrelatinoamericana.com.mx.
  8. Redacción: Edificios de México.
  9. Revisión: Irazú F., Ing. Víctor Hugo Aricéaga Paredes (Ingeniero residente de la Torre Latinoamericana).

Créditos de Imágenes:

  1. Luis Cuevas Barajas/ Familia Cuevas., fotografías: número 1 a 19.
  2. Edificios de México/ Iván TMy., fotografías: número 20.

 

Agradecimientos:
Con especial cariño a la Familia Cuevas por su apoyo y tiempo en la realización e investigación de esta historia, al Ing. Víctor Hugo Aricéaga Paredes por su valioso tiempo y conocimiento de la Torre Latinoamericana.
Nota: Esta recopilación sin fines de lucro se realizó en un trabajo conjunto con la Familia Cuevas, por lo que NINGUNA de las anteriores imágenes puede ser descargada ni reproducida por ningún medio; este apartado de la historia de la Torre Latinoamericana queda excluído de nuestra Licencia de uso Creative Commons (CC), por lo que la reproducción NO AUTORIZADA de las imágenes viola los derechos de autor de la Familia Cuevas, MMXIV©.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *